Historia



Los inicios de esta Cofradía son inciertos, y se desconoce el año en el que la imagen de Nuestra Señora Virgen de los Dolores fue tallada, se cree que data de finales del Siglo XVIII y principios del siglo XIX.

Por desgracia el paso de los años y conflictos políticos han hecho que no nos llegue gran información a nuestros días, e incluso que esta Cofradía se disolviese supuestamente antes de la guerra civil.

Fue en el año 1946, cuando un grupo de hombres con gran devoción a esta Dolorosa, se reunieron para fundar de nuevo la Cofradía.

   Según el libro de hermanos de la Cofradía, el día 29 de Marzo de 1946 fueron 6 los primeros Cofrades, estos fueron: Miguel Espinosa Campillo, Luis Ortíz Carmona, Cipriano Díaz Jodar, Alfonso Espinosa Aranda, Francisco Quesada Quesada y Ángel Campillo Ruiz-Sarmiento.

Aunque pronto se unieron a estos muchos mas hombres y mujeres dispuestos a trabajar por la Cofradía, fueron 20 hombres y 18 mujeres en el año 1947 y 11 hombres y 4 mujeres mas en el año 1948 y con el paso de los años se fueron incorporando tanto hombres como mujeres para formar lo que es hoy en día esta cofradía.

Por desgracia en el transcurso de la guerra civil la imagen Dolorosa fue practicamente destruida como se narra en el relato de: "la Virgen estuvo en mi casa" y de la cual solo se conservo el rostro, por lo que hubo que restaurarla y reconstruirla.

Pero fue en el año de 1947 cuando por fin volvió a salir en Procesión por las calles de Baños la imagen de Nuestra Señora Virgen de los Dolores, y lo hizo en un trono improvisado, siendo este una mesa de villar, eso si, muy bien adaptada a la circunstancia y labor que tenia que tener, este trono perduró durante el tiempo hasta el año 1994 cuando se compró gracias a la colaboración del pueblo un nuevo trono portado a hombros.

Hoy en día la imagen se encuentra durante todo el año en el Santuario de Nuestro Padre Jesús del Llano hasta el Viernes de Dolores que es cuando se traslada a la Parroquia de San Mateo para realizar los actos de penitencia durante la Semana Santa, volviendo a la Ermita en la procesión de la Soledad el Viernes Santo.

En la actualidad la imagen de Nuestra Señora de los Dolores sale en procesión todas las Semanas Santas en un trono de plata, que realza su grandeza y que va portada por 38 hombres de trono.